620 39 59 71 info@todonetworking.es

El concepto de Tribu Digital está a la alza en nuestros días como consecuencia de una cultura digital en permanente cambio. Si eres experto en una materia o gran conocedor de un tema, quizás existan en Internet muchas personas a las que les gustaría seguirte y cuando hayas creado con ellos una firme base de confianza, entonces podrás venderle tus productos o servicios con suma facilidad. Si quieres que tu negocio crezca, no te lo pienses ni un segundo, es en Internet en donde se encuentran los nuevos clientes.

La forma de vender se está transformando, los nuevos modelos de venta contemplan un ciclo de relación con el cliente mucho más largo del que existía apenas hace una década. Hasta ahora habíamos ofrecido al mercado un servicio o un producto al que tratábamos de agregar un buen precio, a ser posible mejor que el de la competencia, y nos poníamos a buscar clientes. Sin embargo, los medios digitales han cambiado las cosas, ahora los clientes esperan del servicio o del producto un valor añadido, que generalmente va a tener que ver con la información o el conocimiento. Esta es la razón por la que muchos expertos internacionales aseguran que ya no estamos en la era industrial, sino en la era de la información, y que muchas personas todavía trabajan con una metodología anticuada.

Ser proveedor de un servicio o un producto nos convierte automáticamente en el mundo digital en un experto del campo en cuestión, así que la gente va a esperar que les asesoremos y les mantengamos informados en relación con esa materia. Por eso es fundamental aprender a contemplar el ciclo del cliente como un periodo más largo, saber que estaremos mucho más tiempo en contacto con las personas antes de que estas se decidan a comprar. En este contexto se sitúa el concepto de Tribu Digital, creación de una de las principales figuras de marketing norteamericano, Seth Godin, que arrasa en medio mundo. En España uno de sus más fervientes seguidores ha sido el periodista Iker Jiménez, que creó un canal en Youtube, al que él mismo denomina tribu, y que alcanzó más de 500.000 seguidores durante el confinamiento del coronavirus.

¿Qué es una tribu digital?

Una tribu se define como un grupo de personas que comparte una idea, se reúne y es liderado por alguien. Este concepto se utiliza hace miles de años, pero es ahora que cobra relevancia en el marketing digital, cuando estas reuniones se convierten en virtuales. En la actualidad existen en Youtube más de 500 millones de canales, lo que habla de la diversidad de potenciales nichos. En su libro “Tribus”, Seth Godin argumenta que por primera vez y gracias a Internet, todos tenemos la oportunidad de iniciar un movimiento. Armar a un grupo de personas que comparten una idea, darles un contexto donde puedan juntarse y hacer cosas impresionantes.

¿Cómo podemos identificar una tribu?

A medida que van pasando los años, las personas vamos viviendo diferentes etapas en la vida, que están a su vez conectadas con distintas experiencias y responsabilidades que debemos asumir. Lo más importante es que en estas etapas, pueden encontrarse grandes oportunidades para los negocios. Comprar una casa, hacer deporte, crear una empresa, organizar unas vacaciones, etc., no son más que algunos ejemplos de oportunidades, ¿en qué momento será necesario tu servicio o tu producto?

¿Cuál son las ventajas una tribu?

Antiguamente la única manera de probar si una idea de producto o servicio era exitosa, era salir al mercado. Si no era exitosa, se perdía la inversión. Hoy si tenemos una tribu digital podemos interactuar con nuestros seguidores para conocer su opinión sobre un producto o servicio, antes de arriesgarnos a realizar grandes inversiones.

¿Cómo se crea una tribu?

Crear una tribu tiene varias etapas:

  1. Encontrar una idea. No todas las ideas son dignas de una tribu. Tómate todo el tiempo necesario para elegir la idea, estudia el mercado, analiza la demanda y la competencia.
  2. Conectar personas. Aunque Internet ha logrado que este proceso sea mil veces más rápido, no es fácil encontrar a personas que realmente tengan el interés necesario alrededor de una idea. Involucra a tus seguidores y hazlos parte del proyecto.
  3. El camino a convertirte en un referente dentro de una tribu toma tiempo y requiere un nivel de especialización que necesitará de experiencia y estudio. Lidera tribus con ideas que te sean naturalmente fáciles de aprender y en las que tengas habilidades innatas.