620 39 59 71 info@todonetworking.es

Para todos nosotros que somos emprendedores, el momento de unificar fuerzas ha llegado. La crisis del coronavirus ha dejado un panorama económico abrumador. Recursos escasos, empresas en reconstrucción, clientes que no van a gastar con alegría, todo un mosaico de dificultades que echarían para atrás al más valiente y aguerrido. Y por si esto no bastara, debemos enfrentamos al mismo tiempo a un proceso de aceleración de la transformación digital que afecta por igual a las grandes empresas, a las pymes y a los trabajadores autónomos. No va a ser fácil.

Lo que sucede es que llevamos desde hace bastante tiempo asistiendo a una verdadera revolución en el uso de las nuevas tecnologías. Ahora es difícil no ver por la calle a una persona sin su Smartphone, su tablet o su pulsera digital. Y en nuestros hogares ya es habitual la fibra óptica o los aparatos domésticos conectados a internet. Pero, ¿Qué sucede con las empresas? Las organizaciones se han ido incorporando también poco a poco al mundo digital; empezaron con el uso de internet, la digitalización de las comunicaciones (web, correos electrónicos, calendarios compartidos, etc.) y la gestión integrada de sus procesos más habituales, como son los administrativos y financieros. Este era el primer nivel de digitalización. La realidad es que muchas pequeñas empresas de nuestro país aún no han alcanzado ni siquiera un aprobado en este primer grado de digitalización. Todavía hay emprendedores y autónomos que manejan su contabilidad con un Excel. Y ese análisis de datos numéricos, micro-data, imprescindible para hacer avanzar un negocio (Qué facturó cada cliente, qué clientes me pagan mejor, qué productos o servicios dan más beneficios, en qué zonas hay más interés por lo que vendo, etc.) no se realiza nunca desbordados como están entre la actividad cotidiana, buscar clientes y cerrar ventas.

La cuestión avanza rápido, el nuevo modelo económico post-covid obliga a las empresas a elevarse a un segundo nivel de digitalización en donde “el cliente y sus necesidades” se convertirán en el eje central de todo negocio (Conocer al cliente lo mejor posible, lograr que interactúe con nosotros y asegurarnos de que en todo momento tiene acceso a información sobre los procesos del servicio que se le está prestando). Ya no se trata de que nos compren una sola vez, sino de que se acuerden de nosotros cada vez que tengan una necesidad relacionada con nuestro sector y se conviertan en los más firmes embajadores de nuestro producto.

Las sinergias se multiplican milagrosamente cuando uno no está solo frente a todos los peligros. En el proceso de transformación digital hay que tener una estrategia bien perfilada, pero su implementación irá acompañada de una serie de gastos como resultado del trabajo de los expertos que dominan las herramientas digitales y que necesariamente nos van a tener que acompañar durante todo este proceso.

Y es aquí donde el networking una vez más se perfila como una opción imprescindible para el crecimiento de nuestras empresas en el mundo digital. Si varias de las empresas con las que colaboramos habitualmente tienen las mismas necesidades en cuanto a la transformación digital podríamos acordar entre varios compartir recursos.

Y por último y en relación con el proceso de transformación digital, lo fundamental es el “Knowledge”. Se trata de ese conocimiento importantísimo que tus compañeros de networking pueden ofrecerte y que va mucho más allá de poseer información sobre una materia. Hablamos una vez más de colaborar, de compartir las experiencias para saber qué cosas han funcionado bien y cuales han resultado mal. Compartir ese conocimiento puede tener como resultado que podamos avanzar más deprisa sin repetir los errores que otros ya han cometido y eso sí que de verdad no tiene precio.

La colaboración en networking puede extenderse a tu ciudad, a otras comunidades e incluso gracias a internet a otros países, las posibilidades son infinitas. Por eso es fundamental dar un paso hacia delante y no quedarse solo, pues no habrá en el futuro un lugar amigable para los navegantes solitarios.

Algunos de los consejos y recomendaciones que los expertos dan sobre los procesos de digitalización en las empresas son los siguientes:

 

  • No viajes solo en el tren de la digitalización, por pequeña que sea. Solicita colaboración externa para abordar tanto cuestiones estratégicas como tecnológicas.
  • No tengas miedo. La digitalización no supone “romper” con la estrategia y dinámica general de la compañía. Al contrario, permite que ésta se despliegue mejor, con más información, simplificando procesos de trabajo, evitando tareas manuales repetitivas y abriendo nuevas posibilidades de análisis basados en el estudio de datos.
  • No es necesaria una gran inversión en infraestructura tecnológica. Los productos y servicios en la nubepermiten invertir solo en lo que se necesita sin complejas infraestructuras de servidores, copias de seguridad o actualizaciones
  • No es un proceso drástico, se realiza al ritmo que la empresa requiera, según sus objetivos, tamaño y sector.
  • No genera más trabajo. Al contrario, lo simplifica, reduciendo operaciones ineficientes y dando más valor al trabajo realizado.
  • Se puede dimensionarsegún las funcionalidades que la compañía necesite para atender a las necesidades de cada sector de actividad.