620 39 59 71 info@todonetworking.es

En plena crisis del Covid-19 muchos de nosotros nos sentimos inseguros ante la incertidumbre que nos rodea. Y no es para menos. Varias de nuestras necesidades básicas como seres humanos se están viendo amenazadas. No podemos cambiar la realidad, que ahora más que nunca contradice nuestro deseo, pero sí podemos trabajar en nosotros mismos para seguir cuidando de nuestras familias y negocios.

En este artículo, te damos algunas claves para poder seguir manteniendo unas buenas relaciones sociales y profesionales a pesar del confinamiento.

1. Sé consciente de cuáles son tus necesidades.

En 1934 el psicólogo humanista Abraham Maslow, publicó su famosa teoría de las necesidades humanas. En ella defiende que cada individuo posee unas necesidades jerárquicas que deben satisfacerse para lograr el bienestar. Según esta teoría, nuestras acciones van dirigidas a cubrir estas necesidades.

La pirámide se encuentra dividida en cinco niveles, debiendo haber cubierto el nivel más bajo para poder acceder al siguiente nivel. Así, cuando una persona es capaz de satisfacer una necesidad, buscará satisfacer la siguiente.

Estas metas estarían categorizadas en cinco niveles:

A lo largo de nuestra vida laboral vamos ascendiendo por los distintos niveles de la jerarquía de las necesidades. 

  1. En un primer lugar buscamos un empleo para recibir un salario y cubrir nuestras necesidades más básicas.
  2. Posteriormente intentamos alcanzar el siguiente nivel buscando una estabilidad y una seguridad en nuestra profesión.
  3. Una vez alcanzados estos niveles básicos, los empleados buscamos satisfacer nuestras necesidades sociales. Las relaciones interpersonales en el trabajo son necesarias y efectivas.
  4. Posteriormente vamos desarrollando nuevas motivaciones y buscamos ser exitosos en nuestro trabajo.
  5. En el último nivel a alcanzar, el de la autorrealización, la persona encuentra su misión y un sentido válido para su profesión.

Ahora que conoces los niveles de jerarquía de las necesidades, es un buen momento para analizar dónde te encuentras y qué acciones y objetivos puedes realizar para ascender al siguiente eslabón

 

2. Desarrolla nuevas fórmulas para cubrir tus necesidades sociales a pesar del confinamiento.

Hoy más que nunca, debido a que estamos confinados en casa, tenemos que desarrollar nuevas fórmulas que nos permitan seguir cuidando nuestras relaciones profesionales y haciendo nuevos contactos. Una estrategia muy válida, es aprovechar el desarrollo tecnológico para potenciar y cuidar nuestro negocio.

Gracias al teléfono, las redes sociales, el WhatsApp, zoom, Skype y otras muchas aplicaciones, nos sentimos acompañados y podemos seguir cuidando de nuestros compañeros y clientes.

Seguir conectados con los demás y no perder el sentido de pertenecía, es fundamental para mantener nuestro equilibrio emocional.

Además, si eres autónomo o profesional independiente, el Networking online es una excelente alternativa para crear y mantener las relaciones con profesionales y clientes, ya que podremos potenciar nuestro negocio y atraer oportunidades que probablemente no aparecerían en nuestro camino.

Las ventajas del Networking online son evidentes: 

  1. Es una manera cómoda y rápida para contactar con tus colegas y colaboradores.
  2. Te permite ahorrar tiempo y dinero, ya que podrás acudir a reuniones y eventos por todo el país sin necesidad de desplazarte a eventos ni viajar.
  3. Podrás practicar y mejorar tus habilidades sociales online, tan importantes hoy en día.

 

3. Elige quien quieres ser tú durante la crisis.

El famoso psiquiatra Viktor Frankl fue uno de esos supervivientes de los campos de concentración nazis. Estuvo tres años en Auschwitz, Dachao y otros dos campos de concentración.

En su famosísimo libro “El hombre en busca de sentido”, relata :

“Los que estuvimos en campos de concentración recordamos a los hombres que iban de barracón en barracón consolando a los demás, dándoles el último trozo de pan que les quedaba. Puede que fueran pocos en número, pero ofrecían pruebas suficientes de que al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas la elección de la actitud personal ante un conjunto de circunstanciaspara decidir su propio camino”.

Ante cada situación tenemos la libertad de elegir cómo reaccionar. Podemos dotar nuestra vida de un sentido más profundo. Si la salvación del hombre está en el amor, solo dando y recibiendo amor podremos salvarnos.

Hasta ahora nos hemos preguntado, ¿Qué espero de la vida? Pero quizá ahora lo más correcto sea pensar, ¿Qué espera la vida de mi?

Recuerda que nuestros miedos se evaporan cuando nos damos a los demás y que la generosidad y el altruismo nos engrandecen como especie.

Silvia Quilez, Coach de Salud y Bienestar

silviaquilez.com