620 39 59 71 info@todonetworking.es

Ya habrás leído muchas veces que para ser un buen emprendedor y en general para sostener un negocio rentable en el tiempo, hace falta añadir grandes dosis de sociabilización. Las oportunidades de negocio no se materializan de la nada, siempre vienen acompañadas de la mano de otras personas, a veces incluso del que menos te imaginas, pues en esto de las oportunidades es verdad que la vida generalmente nos suele sorprender para bien, aunque en algún momento es inevitable llevarse alguna que otra decepción.

Las relaciones de negocio no son iguales a las relaciones que acostumbramos a mantener con las personas de nuestro entorno cercano. Aunque están basadas en la empatía y la generosidad, es decir, en que seamos capaces de alegrarnos de que al otro le vaya bien, aunque yo no obtenga ningún beneficio momentáneamente, no hay que olvidar que son relaciones de trabajo, más técnicas, cuyo objetivo es establecer colaboraciones y por lo tanto tienen características diferentes a las relaciones que podemos tener con amigos o familiares.

Una de las mejores maneras que existen para iniciar colaboraciones de negocio con otras personas, es invitarlas a asistir a tu propio grupo de networking. Si les ofreces participar en tus propias reuniones de emprendimiento, les das un mayor incentivo para trabajar contigo que si te reúnes con ellos de manera individual. La razón es muy sencilla: El éxito en los negocios depende siempre de adoptar una filosofía “win-win”, lo cual significa que uno gana en la medida en que el otro también gana. Entonces, si invitas a un nuevo contacto a tu grupo de networking, esa persona va a percibir que puede acceder a más oportunidades para su propio negocio, a conocer a más personas que si solo queda contigo. Y eso, créeme, le va a gustar muchísimo más.

Si realizamos una invitación a nuestro grupo, podemos encontrarnos en medio de ese “momento clave” en el que todos escuchamos en nuestro interior la voz del niño egoísta que nos reclama: ¿Y si luego resulta que hace negocio con otro que no soy yo, después de que el contacto es mío, de que yo lo lleve? Pues a ese niño egoísta hay que contestarle que no pasa absolutamente nada. Si aprendemos a tener una mente abierta y a no ser impacientes con los resultados inmediatos, podremos establecer estrategias de relaciones con otras personas a medio y a largo plazo, que son muchísimo más efectivas en los negocios dejando a un lado la obsesión por cerrar ventas de manera inmediata. En última instancia y suponiendo que nuestro producto o servicio no le haga falta a nuestro nuevo contacto en este momento, nunca olvidará que fuimos personas de valor para él, de esas con las que uno quiere permanecer en contacto y se acordara de nosotros cuando aparezca una nueva oportunidad de negocio. Este es el punto esencial que distingue a unos emprendedores de otros. Quizás nos hace mucha falta cerrar esa venta, pero hay que tener paciencia y trabajar para crear oportunidades a más largo plazo, pues casi nunca se consigue dar en la diana a la primera.

Para finalizar te ofrecemos algunos consejos que te serán muy útiles  a la hora de realizar llamadas a nuevos contactos, recuerda que siempre es importante hablar con ellos personalmente antes de invitarles a tu grupo de networking.

1º Mantén muy alta la oportunidad- Cuando invites a un nuevo contacto asegúrate de transmitirle tu interés por conocer su empresa, sus servicios o sus productos, para ver si existe entre vosotros alguna posibilidad de establecer sinergias. Explícale que en tu grupo de networking hay emprendedores de muy diversos sectores a los que le resultaría muy beneficioso conocer. La propuesta no puede ser más apetecible, seguro que prácticamente nadie te dice que no.

2º Muestra siempre entusiasmo y determinación- Como estamos relacionándonos con otras personas, ten en cuenta, una vez más, que es necesario conectar con sus emociones y por lo tanto, es más importante el CÓMO se dice que el QUÉ se dice. Aquí tiene prioridad el contexto sobre el contenido.

3º Hazte un horario de llamadas semanales y no te lo saltes- Es importante apartar un tiempo a la semana para llamar a tu lista de contactos. Dependiendo de tus circunstancias dedicaras a esta tarea más o menos tiempo, pero recuerda que si quieres progresar en tu emprendimiento, necesitas reservar al menos una hora a la semana para hablar con tus nuevos contactos.

4º Llamadas breves y al grano- La llamada será muy breve. El éxito de tu llamada es inversamente proporcional a la cantidad de cosas que le cuentes por teléfono. Cuanto más hables, menos posibilidades tienes que una persona asista a tu reunión. Si lo explicas todo en la llamada, ¿Qué sentido tiene luego reunirse personalmente contigo? Tu contacto no acudirá a tu invitación porque su posible curiosidad ya habrá sido satisfecha.